Sonetos Silvestres

Sonetos Silvestres

Sonetos Silvestres

4# Microrrelato-¿Un cúmulo de laminas muertas?

4# Microrrelato-¿Un cúmulo de laminas muertas?

El creía que un libro solo es un cumulo de láminas muertas, historias y cuentos pasados, una parcela de tierra sin fruto, un papiro momificado, sin nada que enseñar. Su único recreo era beber cerveza y ver televisión, no quería salir de su zona de confort, abrazado a una nube negra sin oxigenación.
No encontraba aliciente ni entretenimiento para alimentar su vida. Hasta que un día le invitaron a catar uno, y por fin lo degusto, lo paladeo, y lo trago, nada que ver con la embriaguez de la cerveza. Le gusto tanto ese primer y segundo plato donde se sintió protagonista, que se le abrió el apetito de la mente, quiso más y más y llego a la conclusión...
-Es cierto que hay rateros en las estanterías de una biblioteca... En sus alacenas está el mejor trago y alimento.


Safe Creative #1911212527409

29 comentarios:

  1. Además no engorda, ni es perjudicial para el hígado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!! no engorda, bueno quizás la mente sí.
      Gracias Macondo.
      Un beso

      Eliminar
  2. Muy bueno y educativo tu relato ya que nos invita a leer porque ya se sabe que la persona que no lee se le atrofia la mente.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Charo, con la lectura se desarrolla la mente.
      Feliz viernes.
      Besicos

      Eliminar
  3. Hay que leer, nos lo dejas muy claro, es un buen vicio. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester, en España se lee poco, y cada vez menos, hay que incentivarlo desde la infancia.
      Feliz viernes.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Muy bonito
    Me ha gustado tu relato
    Bjs

    Kique

    Hoje em Caminhos Percorridos - Mãe, como eu nasci

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kique, es un relato sencillo y entendible, el tema lo requiere así, para quien le cueste coger un libro.
      Feliz viernes.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. De qué manera podemos aprender con los libros..Aunque sea sólo el mismo,siempre sacaremos algo nuevo que antes no vimos.
    Muy bien expresado en tu relato,corto y preciso.
    Esa embriaguez es muy sana!!
    Besucos linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola GÓ, desde la niñez hay que incentivar la lectura...
      Corto y preciso, entendible y humilde.
      Gracias amiga.
      Un beso

      Eliminar
  6. ...Y de tantos lectores curiosos que se acercan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafael, sigamos leyendo e invitando a hacerlo desde la niñez.
      Feliz vienes.
      Un beso

      Eliminar
  7. Es necesario alimentar el cuerpo, y tanto o más nutrir el alma. Un libro es un inmejorable alimento

    Original relato

    Besos, Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Alís, hay que empezar desde la niñez, porque se cogen otros hábitos menos saludables.
      Feliz viernes.
      Un beso

      Eliminar
  8. Nada para decir, nada para aprender... Triste la gente que existe así. La clase de persona que uno no quiere ser.

    Abrazo y besos, Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Carlos, muy triste, cada vez se lee menos, tiene que ser desde la niñez, y eso es labor de los padres y del profesorado, si el niño no ve a sus padres leer, lo más probable es que de adulto no lo haga.
      Feliz vienrs.
      Un beso

      Eliminar
  9. Hermoso relato. Leer alimenta la mente..... Saludos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alimentemos la mente Sandra, ganaremos mucho...
      Feliz viernes
      Un beso

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. Dicho de forma entendible y sencilla, por si algún rezagado lo lee.
      Feliz viernes amiga.
      Un beso

      Eliminar
  11. Hay que animar a practicar la lectura.
    ¡Bien hecho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde la niñez Alfred, para coger ese hermoso hábito, para engordar la mente.
      Feliz viernes amigo.
      Un beso

      Eliminar
  12. Me encanta leer tus cortos siempre me dejan con ganas de más ..este por ejemplo una manera de atraer a los lectores a leer mucho más ..
    Gracias Carmen y beso para ti .

    ResponderEliminar
  13. Hola Campirela, si es un micro sencillo, atendible, para los rezagados, que no se animan.
    Es básico que dese la niñez se incentive.
    Gracias siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. No hay nada como paladear una buena lectura. Las bibliotecas son uno de mis lugares favoritos para perderme en el tiempo. Un abrazo, Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Rita, sigamos alimentándonos de libros, que engorde la mente.
      Feliz fin de semana.
      Un beso

      Eliminar
  15. Hola Carmen.. Sera por eso que dicen "La lectura, alimento para la mente" y los ratones, serán ratones pero inteligentes, sera por eso que dicen "Sabes mas que los ratones colorados"..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, llorenç, recuerdo que mi mama me decía eso cuando yo era pequeña, y si te digo, que trayendo recuerdos a mi mente, precisamente esa frase es la que me ha inspirado. Mi madre era muy de refranes, siempre tenía alguno para decirme, y a mi me encantaba.
      Feliz fin de semana. Gracias siempre querido amigo.

      Eliminar
  16. Muy educativa lección a través de este atractivo microrrelato, que no he podido evitar comentar, apreciada Carmen.
    La verdad que es penoso contemplar el desprecio que hacen muchos de la lectura, pues sin los libros nuestras vidas e inteligencia se hubieran visto muy vacías.

    ¡Feliz tarde noche de domingo!
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias queridos amigos a todos, por venir a este nuevo espacio que he creado, Ya sabéis que mis poemas no siguen la métrica, pero si la rima. Los sonetos me encantan, por eso he creado este blog llamado sonetos silvestres, espero no incomodar a nadie por romper la regla.
Mil gracias por dejarme vuestro cariño y comprensión.
!Feliz día! para todos.
¡Abrazos!

Gracias amiga Ester